Etiquetas

, , , , , , , , ,

Es cierto que ves cosas en Tanzania que te partirían en corazón, pero no lo puedes consentir. Con el corazón partido no puedes hacer nada, sólo puedes cerrar los ojos y mirar para otro lado y Tanzania hay que mirarla de frente y con  el corazón entero.

Ha llovido sólo dos días y empiezan a aparecer flores entre la hierba seca, hojas en los espinos, los árboles, aún sin hojas, empiezan a florecer.

Cuando has vivido los años cincuenta en España, ves que no hay tanta diferencia entre la situación que había entonces en este país y la que hay en Tanzania ahora.

Tienes que agarrarte a que si  nosotros nos movimos de donde estábamos, ellos también pueden hacerlo: trabajo infantil, aislamiento de poblaciones, tierras secas y ásperas, maltrato, corruptelas, falta de infraestructuras… Todo esto lo he vivido de cerca, lo más leve en mi persona, pero todo lo he visto directamente, no es que me lo hayan contado.

El desánimo de la crisis, de los vaivenes de la economía, el juego de los especuladores, no deben quitarnos las fuerzas y el ánimo de seguir luchando por ese mundo más justo y solidario que soñaron hace ya veinte años un grupo de universitarios en Madrid.

, otro mundo es posible; , las personas primero; , derecho al agua y saneamiento; , pobreza cero;, al cumplimiento de todos los objetivos del milenio; sí a tantas y tantas cosas con las que, aquellos estudiantes y los de ahora, se sienten involucrados y por las que siguen luchando en esta organización.

El pueblo tanzano está orgulloso de su convivencia de distintas etnias, de distintas religiones, de distintas edades, de ser pacíficos. Merece nuestro esfuerzo, merece nuestro apoyo para que puedan, como nosotros hicimos años atrás, dar un paso adelante y alcanzar en este mundo el lugar que todo ser humano merece ocupar.

Con esto me despido de vosotros; gracias por las palabras de ánimo, gracias por vuestro seguimiento; gracias por haberme acompañado en esta aventura que la mayor parte del tiempo ha consistido, simplemente, en darle a la tecla en una oficina un poco más al sur y espero muy sinceramente que estas notas hayan servido para moveros algo dentro y animaros a participar en el reto que es “ALCANZAR UN MUNDO MÁS JUSTO Y SOLIDARIO”.

Anuncios